Toma Clark Haines

Toma Clark Haines

Acerca de Toma Clark

< Regresar a Revista

En casa en Venecia con O&C Antiques

+

Hay dos ciudades de Venecia. La ciudad que los turistas conocen. Mágica, como de otro mundo, casi como Disneylandia pues fue construída para nuestro entretenimiento visual. Un museo vivo tan lleno con el arte y arquitectura parece improbable pensar que residentes tengan espacio para vivir en medio de la cultura. Y luego está la ciudad que los locales conocen. La Serenissima Repubblica di Venezi. La más serena República de Venecia, donde en los sestieri, o barrios, más allá de la Plaza de San Marco viven 60,000 venecianos - Cannaregio, San Polo, Santa Croce, la Giudecca, Lido di Venezia y Dorsoduro, este último es el que me atrae, el Dorsoduro, frente al Puente de la Academia, el hogar de Peggy Guggenheim y Ezra Pounds. Y el hogar del comerciante de antigüedades locales Orseola Barozzi Rizzo de O&C Antiques . Junto con su socia de negocios, Chiara Zanella, venden telas antiguas, procedentes de Asia y Europa, joyería, así como objetos antiguos de Venecia y el Veneto circundante.

src =

En la medida en la que ha habido una Venecia ha habido un Barozzi. Orseola es descendiente de una de las 12 familias famosos conocidas como fundadoras apostólicas de Venecia. El 5 º Dux de Venecia, Dux Galla en 755 DC, fue un ancestro Orseola. HIzo su casa en una calle tranquila cerca de la animada plaza Campo Santa Margherita, en un edificio que una vez fue parte de un convento del siglo 14. Repartida en tres plantas de este edificio antiguo restaurado artísticamente ha capturado una estética limpia, muy italiana, mientras rinde homenaje al pasado en un interior lleno, desde la planta baja hasta la parte superior, de antigüedades en todas las habitaciones como parte de la vida cotidiana.

Casi todos los elementos de la sala de estar son una antigüedad, desde el tapiz de Uzbekistán de finales del siglo 19 sobre un diván vintage, hasta el armario italiano de Bolonia del siglo 17, o la vasija de cobre del siglo 16. Cientos de años, siglos pasados, un diálogo con el presente, en una casa reúne como en un rompecabezas, las piezas separadas, y las convierte en un todo coherente. La planta baja alberga hoy la cocina y sala de estar y el comedor, las habitaciones privadas están arriba.

Y tan impresionante como la sala de estar y el patio adyacente, son las habitaciones privadas de arriba, me encantan. En una de las dos habitaciones donde dormía Orseola cuando era niña, una cama con calidad de museo del siglo 18. Utilizando una técnica de Decóupage llamado arte povera (literalmente arte pobre) esta cabecera se presentó como un exquisito ejemplo de trabajo laqueado veneciano en la famosa Lacche Veneziane Del Settecento, de Saul Levy. En la mesita de noche del siglo 16 hay un compendio pintado a mano con los escudos de armas de las familias mas importantes sirve como libro de cabecera.

Un piso más arriba, en el dormitorio principal hay un Diván balinés, fechada alrededor del año 1900, es donde Orseola y su marido descansan su cabeza en la noche bajo un techo pintado de azul que mantiene la habitación fresca. En la esquina de la habitación hay un puñado de cojines se apilan. Yo solamente he visto piezas similares en el Met, pero aquí, en la casa de una comerciante de antigüedades en Venecia, soy capaz de acariciar la tela, tocar los oropeles de la cama como no podría hacerlo en el museo. Un cojín antiguo tibetano, otro de seda amarilla imperial de la dinastía Qing Dyanasty, un tercero realmente fue usado por un ex Dali Lama.

Afuera, las ventanas de los dormitorios abiertos puedo oír las campanas de la iglesia del Campo Santa Margherita. En el campo la vida cotidiana parece comocualquier otra ciudad en Europa. Recordé que Venecia no es sólo una ciudad para los turistas, sino una ciudad donde se vive la gente .

Nuestros estómagos hacen un llamado, caminamos por las escaleras después de recorrer la casa, deteniéndonos en la venta de antigüedades - algunas de las colecciones están disponible para ser comprado como parte del inventario de O&C Antiques, mientras que otros forman parte de la colección privada de la familia de Orseola. A la vuelta de la esquina en un mercado al aire libre en el campo, hacemos una parada en la pescadería para recoger la cena, y luego vamos a una pequeña tienda para comprar un surtido de tramezzino pequeño para hacer sándwiches italianos y regresar al patio cerrado de Orseola para el almuerzo

Al regresar a su casa, me ofreció un Prosecco. En Venecia, estoy segura de que nunca deben beber agua, sólo Prosecco, día tras día. Porque en todos mis viajes a Veneciasólo me han ofrecido Prosecco - nunca el agua. Orseola me explica: la leyenda local dice que el agua pudre la madera. Así, que en unas copas antiguas me tomo un Prosecco en el sol en el patio de Orseola, con ella y con Chiara, discutiendo el negocio de antigüedades en Venecia.

src =

Al igual que el resto de la casa de Orseola está lleno de antigüedades, las paredes adornadas con fragmentos arquitectónicos de Venecia de los siglos 16, 17 y 18. En la esquina del patio se encuentra una veleta, esta escultura fue hecha específicamente para el abuelo de Orseola por un artista veneciano, con la inscripción: Fortuna aiutame finche vivo (La suerte me ayude mientras esté vivo). Y mientras el sol brilla en mi cara, estoy sentada bebiendo Prosecco en un domicilio particular de un anticuario en Venecia, debo ser la chica más afortunada del mundo. Estar en Venecia hace que uno se sienta comoc si la suerte ha sonreído ese día .

& nbsp;

Sobre Barozzi:

Orseola Barozzi Rizzo y Chiara Zanella son copropietarias de O&C Antiques http://www.oc-antiques.com/ Venta de telas antiguas, procedentes de Asia y Europa, joyas, así como los objetos antiguos de Venecia y el Veneto circundante. Ellos también están comenzando una nueva revolución en de antigüedades, anfitrión de una serie de Salones en residencias privadas de toda Europa. Para preguntar por detalles manda un correo electrónico a orsiandclaire@gmail.com "